Sobre o conflito lingüístico en Galiza

O dia 10 de decembro de 2013, o profesor Fernando Ramallo presentou unha charla titulada “Lingua, política e conflito social en Galiza” (organizada pola ACGB) no Ateneu Roig de Barcelona. Hoxe falarei dalgúns aspectos que se discutiron ese día (teño que dicir que a xente estaba moi animada na discusión, saímos hora e media máis tarde do esperado, e non tiven tempo de dar a miña opinión).Charla Fernando Ramallo

1. O galego é un conflito de elites

Chámame a atención que a xente comente emocionada nas redes sociais que “ya se puede decir ‘blog’” porque a Real Academia Española acaba de incluír a entrada no dicionario (como se antes todos tivésemos unha “bitácora”). Por que, no caso do galego, a xente non se implica nas decisións dos académicos? Peor aínda, cantos galegofalantes coñecen o galego normativo ou se interesan por coñecelo (aínda que sexa para criticalo)? A impresión que teño é a contraria: moita xente négase a coñecer e falar “iso que non fala ninguén”.

Entendo que a xente non se anime, pero as elites, a administración e os medios de comunicación teñen o deber de masificar esta información, de facela accesíbel para todos. Tamén penso que os puristas da lingua adoitan ser demasiado esixentes: queren que o galego se fale máis, pero ao mesmo tempo queren que se fale con corrección; moitos poden sentirse avergonzados á hora de soltar a lingua. Un primeiro paso sería deixar que a xente fale como sabe e como pode, pero que falen en galego, o segundo paso sería pulir e corrixir.

2. Beneficios fiscais para as empresas que fomenten o uso do galego

Ramallo suxería que a administración debería conceder beneficios fiscais ás empresas que esixan aos traballadores coñecementos de galego e que, en xeral, fomenten o uso da lingua. A min paréceme unha boa idea, un excelente incentivo. Eu levo pouco máis de dous anos vivindo en Cataluña e desde o primeiro día pareceume fundamental aprender o catalán, non só por un tema de respecto á miña nova cidade, senón porque tamén se nota unha esixencia por parte das empresas neste sentido; se queres máis oportunidades, parla català.

Existe unha iniciativa moi interesante que se chama Projeto Pontos, unha páxina de Facebook que puntúa as empresas segundo os esforzos por utilizar o galego no seu negocio. A administración podería facer algo similar, é dicir, un sistema de puntuación ás empresas que se basee no uso e difusión do galego. Non creo que ningún empresario quixese saír nunha paxina da administración con mala puntuación.

3. Coñecer o galego non é un deber

Unha prima díxome unha vez que estaba moi preocupada porque ao seu fillo lle ensinaban na escola as partes do corpo humano en galego. Claro, que fará o neno cando creza e teña que dicir as partes do corpo en castelán? (Porque nos sitios serios, que máis se fala?). En realidade o meu primo pequeno ten moita sorte, non moitos estudan en galego na escola (só a materia de Galego). Segundo a Constitución Española de 1978, coñecer o castelán é un dereito e un deber, pero coñecer o galego só é un dereito.

Ante a proposta de Ramallo de “privatizar” a promoción do galego, parte do público suxeriu que a promoción e o ensino do galego deben partir da escola pública, que o galego debe ser a lingua vehicular das materias (como é o caso en Cataluña). Así e só así se creará una verdadeira conciencia da importancia do patrimonio lingüístico do país.

Eu penso que o mellor é a combinación de ambas cousas. Ao final, para chegar ao obxectivo é necesario tirar de todos os fíos: mover con conciencia aos que se moven por conciencia e mover con diñeiro aos que se moven por diñeiro (claro, desexando que máis xente se sume ao primeiro grupo).

O galego como lingua vehicular na escola tamén serviría para resolver o primeiro punto: implicaríase máis xente e o conflito baixaría das elites. De feito, para min o ideal sería que todos os habitantes do Estado español coñecesen nocións básicas de todas as linguas oficiais.

4. Non falamos nada das editoriais, pero paréceme importante

Gustaríame saber cantos activistas da lingua só len autores galegos e traducións ao galego de autores estranxeiros. Non me estrañaría que poucos, basicamente porque a oferta é limitada (sobre todo no segundo).

Se as vendas de libros no territorio español son deprimentes, a oferta e as vendas no sector do libro en galego son aínda peores. Penso que isto se debe a tres razóns: (a) en xeral, a xente non le, (b) se a maioría segue pensando que o galego é unha lingua só para a aldea, non existe a posibilidade de poder atopala nun libro, (c) se a oferta é pobre, os lectores non teñen que comprar; se a xente non compra, ninguén se animará a publicar máis.

Eu creo que: (a) demasiado fútbol e pouca lectura: á semana seguinte dun partido, virá outro que fará que esquezas o primeiro, pero sempre lembrarás un libro que che guste. Le o que queiras, o que che chame a atención, pero le. (b) A literatura, tanto humanística como científica, en galego é tan válida como a escrita en calquera outra lingua; e lamento caer no tópico, pero señores, os médicos tamén saben falar galego. (c) Rompamos o círculo vicioso da pouca oferta – pouca demanda, compremos máis libros en galego, en lingua orixinal ou traducións, e esixamos aos editores unha gama máis extensa para poder elixir.

5. Con todo o respecto do mundo

Plasmo as miñas opinións con todo o respecto e toda a humildade do mundo; entendo que hai xente que leva anos traballando pola promoción do galego, e eu hai pouco tempo que me intereso polo tema, pero ás veces unha ollada fresca pode ver máis cousas que uns ollos cansos.

Grazas a Anxo Baranga por cederme a fotografía, e a Xurxo Feijoo por corrixirme o texto.

Juan DeGonell en su tinta

Hace exactamente un año me animé a hacerme el tatuaje que llevaba años deseando. Por referencias llegué a VOID Tattoo, en el barrio del Raval de Barcelona, y, para mi sorpresa, el tatuador que me atendió era un chico venezolano. Juan DeGonellQuedé muy contenta con su trabajo, puedo dar fe de que es un excelente tatuador y una persona sumamente amable.

“Me llamo Juan DeGonell Vidal, nací en Caracas el 10 de julio de 1978. Desde niño me interesé por el mundo del tatuaje, pero no tuve ni el apoyo ni la oportunidad de meterme de lleno en ello. Hace unos años decidí dejarlo todo de lado y hacer del tatuaje algo más que una profesión, mi forma de vida. La presión social y familiar me llevaron a pasar por varias carreras universitarias que no me hacían feliz. Un buen día me cansé de todo y me compré mi primera máquina sin haber aprendido a tatuar, sí, sin saber tatuar todavía”.

De tres en tres

Tres verbos: Crear, vivir, amar.

Tres personajes: Groucho Marx, Charles Bukowski, Nikola Tesla.

Tres momentos: el 12 de diciembre de 1991, el nacimiento de mi hija, cada vez que vuelvo a casa.

¿Quién fue tu primera víctima? ¿Cómo conseguiste que se dejara tatuar por un novato?

No recuerdo quién fue mi primera víctima (además de mí mismo). Pero en todo caso tuve dos fases o dos comienzos en esto del tattoo, así que sería complicado hablar de una primera vez.

¿El cliente siempre tiene la razón?

Cuando se trata de tattoos, nunca jamás la tiene.

¿A qué edad dejarías que tu hija se hiciera su primer tatuaje?

Sinceramente preferiría que no se tatúe, pero la mayoría de edad llega a los 18 años, y supongo que a partir de entonces tendré que confiar en la educación que le habré dado, en su sentido común, en su criterio y, si aún así decide tatuarse, lo único que podré hacer es aconsejarla sobre qué sitios son los indicados para tatuarse y los que no.

¿De verdad? ¿No preferirías tatuarla tú?

¡No! Ella es perfecta como es ahora.

¿Te han discriminado por llevar todo el cuerpo tatuado?

Sí, muchas veces. En mayor o menor medida suele discriminarse a la gente tatuada; incluso hay “discriminación positiva”, que la llaman. Una vez formado el estereotipo de la persona tatuada, pasas a ser como un afiche.

Pero la experiencia más lamentable fue cuando tuve que renovar mi pasaporte venezolano en la Onidex del centro de Caracas. La persona a cargo me dijo que yo no podía tener un pasaporte venezolano porque “tenía tatuajes visibles y que eso no estaba permitido por las leyes del país”. Yo le pregunté si sabía lo que era un pasaporte, me contestó desafiante: “Si sabes tanto, dímelo tú”. Le expliqué: “Un pasaporte es un documento de identificación personal y, por lo tanto, puede ser más útil un tatuaje visible a la hora de identificar a un ciudadano”. Ella se negó a darme el pasaporte y tuve que hacer un escándalo en el lugar, amenazar con denunciarlos en la ONU y demás barbaridades que se me ocurrieron en el momento. Al final salió un superior y me hizo escribir a mano, junto con una fotocopia de mi cédula de identidad, que en esa oficina el trato había sido excelente, que el sistema bolivariano funcionaba rápido y bien y no sé cuantas burradas más, sin dejar de mencionar que ellos estaban haciendo una excepción conmigo para que yo pudiera disfrutar de la posesión de un pasaporte venezolano. Pues ahí se quedan, ya ni sé dónde lo tengo…

¿Cómo sabes que un cliente quedó satisfecho con tu trabajo?

Cuando vuelven a la tienda, ya sea a saludar o a tatuarse más; o cuando recomiendan mi trabajo a otra gente. Es muy gratificante que entre alguien por la puerta y pregunte por mí, sin que yo lo conozca de nada, y me diga: “Me han recomendado que venga a tatuarme aquí”.

Parlém Biarnés dab Louis-Marie Braun

Parlém BiarnésEste verano hicimos un road trip por el sur de Francia y el norte de España, y tuvimos la oportunidad de visitar un precioso pueblo del distrito francés de Pau llamado Salies-de-Béarn. Allí encontramos unos pocos negocios que tenían una calcomanía en las vitrinas  que decía “Parlém Biarnés”. ¿En serio? ¿Aquí se habla otra cosa? Pero si todos los carteles de la vía pública están en francés… (Y fíjense que la página oficial del pueblo sólo está en francés.) ¡Hay que investigar!

Conseguimos una librería con un montón de libros referentes al tema: el bearnés y otras lenguas regionales de Francia. De hecho, el autor de varios de ellos era el mismísimo dueño de la librería, el señor Louis-Marie Braun, así que no desaprovechamos la oportunidad para aclarar nuestras dudas.

Gracias a nuestra conversación con Louis-Marie y a mis lecturas sobre el tema, he descubierto que en Francia hay, al menos, ocho lenguas regionales diferentes y decenas de dialectos (¿Por qué no lo mencionaron en la universidad en las clases de Francés, Historia o Geografía de Francia?). Además he podido establecer tres sencillos pasos para convertir una lengua regional en una lengua minorizada, basándome en el caso del estado francés (ya ni hablemos de las lenguas nativas americanas, por ejemplo):

1. Escribir la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en la lengua parisina.

2. Decir que la lengua parisina se llama francés y, a partir de entonces, ignorar las demás lenguas del Estado.

3. Negarse a modificar la constitución para cumplir con la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales.

Pero el señor Louis-Marie sabe mucho más del tema que yo, así que dejaré que sea él quien nos explique la deplorable situación en la que se encuentra el Bearnés y las otras lenguas minorizadas de Francia.

Louis-Marie«Que soui vadut en 1971, a Bourdèu, d’ûn pair alsaciân-lourenc, e d’ua mair biarnesa.  Qu’èi sustout viscut la mia enfança den l’Èst de la França. Après ûn baxelierat Letras e musica, que soui partit estudiar l’istòria a Estrasbourg oun èi couneshut la mia hemna. Despush, que ns’èm maridats, e en 2001 qu’èm vienuts a Salias-de-Biarn, país de la mia mair, tournar préner ua libreria-papeteria. Mantuas anadas que soui estat capdau de l’assouciacioûn de l’Institut Biarnés e Gascoûn. Qu’avèm adara sèt mainadges. Dab l’istòria e la lenga, que m’interessi encoèra a la canta poulifounica anciana e pirenenca, que cantam atau, dab la hemna e lous ainats, en ûn ensemble renashença e barroc.»

De tres en tres

Tres verbos: escoutar, léger, cantar.

Tres personajes: Joana d’Arc, Enric lou IVau, Simin Palay.

Tres momentos: la descoubèrta d’un castèth en mountanha, descoubrir ou har descoubrir ûn beroi tèxte, ua cantèra en familha.

¿Qué es el bearnés? ¿Cuál es la diferencia entre el bearnés, el occitano y el gascón?

Au dia de oei, regne ua grana counfusioûn. Tout ‘lou mounde recouneshen que lou biarnés eŝ plân l’ûn dous parlars dou gascoûn. Que n’eŝ medish, per la riquèssa de la soua parladura e lou noumbre dou soûns escrivâns, lou parlar de referéncia. L’« ouccitân », aquiu lou co dou proublème! Lous ouccitanistes acerténan que lou gascoûn eŝ ûn dialècte ouccitân, mes «aqueste qualificatiu “ouccitân” qu[e-ns] identifica souvent coum vienent de l’exteriou…» (Jordi Fernández-Cuadrench, 2003).

Langues de la FranceAu punt de vist de l’istòria, l’argument ouccitanista nou tien pas. A propiạment parlar, l’Ouccitania qu’eŝ lou Lengạdoc. Aqueste mout qu’estou creat au sègle XIIIau per la canceleria reiau ta designar lou coumtat de Toulousa, restacat au reiaume de França arround de la croudzada albigesa. Aquesta denouminacioûn que demourärà dinc a la Revoulucioûn. L’Ouccitania, coum ensemble dous país d’o, n’a pas jameŝ existat.

Au punt de vist de la lenga, l’expressioûn «ouccitân» qu’eŝ aparescuda a la debuta dou sègle XXau. Qu’eŝ estada sustout proupagada per l’Institut d’Estudis Ouccitâns, creat en 1945, e qu’a tendença de remplaçar l’expressioûn tradiciounau «lenga(s) d’o». Lous lingüistas ne soun pas d’accord, qu’esítan. Lou proufessou ouccitanista Pèir Bèc que s’eŝ deshat escríber, en lou soûn Manuau, que lou gascoûn eŝ «ûa lenga hort proxa de l’ouccitân cèrtas, mes especifica (e acò despush las ouriginas), au mensh autant coum lou catalân ».

Qu’ajustärèi que lou Gascoûns antics èran «Vascones», tout coum lous Vàscous. Shens doute e fourmàvan a l’ourigina lou medish poble. Mes lous Vàscous, etsh, n’an pas voulut deshà-s roumanisar : lou geougrafe  iberic Pomponius Mela, au prumèr sègle, que parla dejà d’ua tribu rebèlla, avent goardat ua lenga coumpletạment incoumprehensiva dous autes. Aquetsh «Vascones», instalats sus las ribas de l’Èbre, qu’an tout ua istòria coumuna dab lous Cantabres, dab lous qüaus an fourmat ua counfederacioûn ta resistir aus Cartaginés, push aus Roumâns. E qu’eŝ a l’arribada dous Visigots, qu’ua partida dous «Vascones» e van hoéger e passar las Pirenèas de cap l’an 580 e deviéner en França lous Gascoûns de oei.

¿Cree que el bearnés está en peligro de extinción? ¿Qué papel desempeña el gobierno francés  en cuanto a la protección de las lenguas regionales y minoritarias?

O, lou biarnés, ou lou gascoûn en generau, que soun en gran dangèr. En efèit, despush l’Anciân Regime, la quasi toutalitat de las noustas eleits, a la diferéncia de las eleits catalanas, qu’an adouptat per oupourtunisme lou francés, a l’excepcioûn noutable dous Estats biarnés qui an mantiengut lous noustes fors e lous coumptes-renduts de las deliberacioûns en biarnés dinc a la Revoulucioûn. Sustout, l’Estat francés, a partir de la Tresau Republica, qu’a tout hèit ta har desparésher las culturas tradiciounaus, particuliarạment dab l’escola «laïc e republicana» oun lous mainadges qui parlàvan patoès èran castigats. Que i a enfîn las tiranias de la vita moudèrna : lou trabalh hora dou país, la «necessitat» de parlar ua lenga «d’aviéner»: lou francés e ara l’anglés. Despush las anadas 1960, las causas que’s soun acceleradas dab pairs qui an renounçat de transméter la lenga.

Acò dit, cau recounésher que lou mouvement ouccitân a avut l’immense merit de realisar las escolas bilingüas «Calandretas», e que lou Counselh Generau de las Pireneas Atlanticas a eth encouradjat la creacioûn de classas publicas bilingüas en Biarn. Mes lou lou succès que demoura mitigat auprès dous loucutous naturaus.

Lou rolle dou gouvèrnament francés? Qu’eŝ passat de la persecussioûn a la toulerància, mes que s’arrefusa toustem de signar la Carta Euroupèa qui permeteré ua recouneshença ouficiau de la lengas regiounaus. Nou coumptam meŝ las desmarxas e peticioûns letras mourtas. De touta manèira, en recours darrèr, lou «Counselh dous savis» qu’invouca toustem la counstitucioûn ta tout bloucar. B’admiram lou reiaume d’Espanha e lou soûn regime de libertats! B’envejam lous estatuts dou Val d’Aran ou de la Catalounha!

 ¿Cuál ha sido su contribución a la protección del bearnés ?

Qu’èi balhat quauques cours, mes la mia countribucioûn qu’eŝ sustout libresca. Qu’èi hèit editat mantûns libes : Dicciounari francés parlars biarnés e gascoûns, Lous parlars gascoûns de cap lous defís de l’escriut e de las ougiginas, Countes biarnés e gascoûns (recoelh dab ûn estudi particulari dous mites de Jan de l’Ours –Joan de l’Os en Catalounha– e dous Becuts). Despush ûn doudzenat d’anadas, arround de sénher Jan Lafita, qu’èi trabalhat a l’establiment d’ua grafia meŝ adaptada au doumèni gascoûn, en ligam dab l’evoulucioûn de la lenga, la nousta tradicioûn, e las dous noustes vesîns. La grafia ouccitana, hort sapienta e arcaïca, aplicada a la pressada, qu’eŝ de mau léger ta la mage partida dou poble.

¿Por qué cree que las personas que protegen una lengua regional suelen ser tildadas de separatistas?

Que i a plân en França quauques separatistas en Corsa, Bretanha e Bascoat francés, e medish ûn «Partit naciounalista ouccitân», mes qu’eŝ sustout la premsa e lous mèdias qui’s hèn lous tournạvoutz d’aqueste regiounalisme libertari. En vertat, lous regiounalistas, en França, se soun estats lountems reialistas, ne’n demoúran pas mensh leialistas. Lou nouste regiounalisme qu’eŝ sustout autounoumista ou federalista, e nou pas separatista.

¿Qué le diría a las personas que se avergüenzan de hablar un idioma porque piensan que es demasiado «campesino»?

Qu’ous diserèi que soun grans pècs d’aver vergounha de la cultura dous lous ajòus! Se oei arrenoúnçan de parlar la lou lenga, doumân lous lous hilhs qu’arrenounçàran de transméter la nousta lenga naciounau francesa, e delà doumân lous lous arrèr-hilhs dab l’usadge de l’anglès que seran prèsts de deviéner «ciutadâns» dou «viladge interplanetari». Praubes vagamounds shens arraditz e patria, shens meŝ nadas vertadèras tradicioûns, meŝ nat caractèrr, meŝ nada sabou particuliària, meŝ nat engèni propi! Esbarrits a la mercé de l’ideoulougia dou «meŝ boûn dous moundes»!

Entàd acabar de faiçoûn meditativa, ací sus aqueste subjèc quauquas citacioûns que m’agràdan hèra : «Ûn poble qui’s desbroumba las cantas, las legendas, l’istòria soua, nou tien goaire cas de la soua lenga, coumet ûn suicidi espirituau» (Auguste Stöber).

Tijeras creativas: Stella Walker

Otra de las cosas maravillosas que descubrí en Gràcia es la peluquería de Anthony Llobet. Siempre que pasaba por delante decía “cuando me tenga que cortar el pelo vendré aquí”. Me daba la impresión de que sus estilistas tenían que ser personas muy creativas y originales. Un día me animé y la verdad es que no me llevé decepciones.

La estilista que me atendió se llama Stella Walker, una chica inglesa que vive en Barcelona desde hace unos años, y quedé tan contenta con ella que la adopté como mi única peluquera. ¿Lo mejor? Cuando voy a cortarme el pelo aprovecho y practico mi inglés.

STELLA WALKER

“My name is Stella Walker. I was born in Leeds, Northern England, in 1984. I’m a hairdresser. I love playing piano, socialising, partying, tattoos and being creative.”

De tres en tres 

Tres verbos: give, receive and listen.

Tres personajes: Jay, Samantha Jones and Anthony Robbins.

Tres momentos: moving to Barcelona, playing the piano, being with family and frieds.

¿Cuál es tu lugar favorito en Barcelona? ¿Por qué?

There are too many amazing places in Barcelona…I have not got a favourite.
All the barrios have such a different feel to them…The city has something for everyone! The buzzing city centre, then all the beaches… It’s the perfect size city to get around! It’s a beautiful city and feel very lucky to live here!

¿Por qué te fuiste de Inglaterra y por qué viniste a Barcelona?

I always came on holiday here, well for Sonar festival, and the first time I came, I fell in love with the city! I have never really liked the UK even when I was a young girl. I always felt like I was born in the wrong country! I am happy here, and that was my only plan from the beginning. If I am happy, I will stay forever… Just go with the flow!

Si no fueras estilista, ¿a qué te dedicarías?

If I wasn’t a stylist I would have pursued music more than I did. I studied music before I became a stylist! I do teach the piano a little bit as well, which I enjoy!

Si un cliente te pide un corte de pelo terrible, ¿qué haces? ¿Lo complaces?

Well, depends how terrible! Some people have some crazy ideas of what they think look good; all I can do is advice and give my professional opinion, and at the end of the day, I like to do a cut I am proud of! And a ‘Mullet’ is not one!

 ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser estilista?

The best thing about being a stylist is get to be creative, it never really gets boring and especially working in Barcelona you get to meet people from all round the world who come into the salon! The worst thing: probably the demand for some crazy weird hairstyles, and working with the public in general can be challenging at times!

Ibrahim Benítez nos cocina la empanada de la abuela

En el número 7 de la calle Dagueria de Barcelona, podemos darnos el lujo de comer la empanada gallega que Ibrahim Benítez aprendió a hacer con su abuela. El sitio se llama El club de l’empanada, y lo llevan Ibrahim y su hermano Josemi. Además de exquisitas empanadas con diferentes rellenos, podemos satisfacer otros antojos: pimientos de padrón, pulpo da feira, tortilla, lacón… Todo muy casero, en cantidades gallegas y a precios gallegos.

¡Qué agradable fue sentarme en la barra con Ibrahim y compartir un par de cervecitas! No acaparo su historia, juzguen ustedes mismos:

“Nací en Caranza, una pequeña aldea de Ferrol. Era un ocho de junio de 1954, es decir, acabo de cumplir cincuenta y nueve. Vine a Barcelona con mi familia en 1966, y nos instalamos en el mismo edificio en el que vivo todavía, en el corazón del barrio Gótico. Me casé en 1980,  tuve dos hijos: Brais y Sara , y me divorcié el año pasado. Trabajé en IBM durante más de treinta años como director informático. Hace cuatro años, una empresa del sector cosmético me vino a buscar ofreciéndome el oro y el moro. Acepté, pero la cosa fue de mal en peor: me quedé en el paro hace poco más de dos años. Ante un futuro nada halagüeño (edad, crisis…) me reinventé en El club de l’empanada con mi hermano: algo muy diferente a la informática.

Me han pasado muchísimas cosas, pero eso lo dejo para el libro que estoy escribiendo. He escrito varios cuentos para niños y no tan niños, poesía, ensayos y todo aquello que se me ocurre. Durante el paro me dedicaba a escribir cuentos personalizados para niños y biografías para mayores. La pintura es otra de mis pasiones. Todo fue a raíz de terminar la mili, de la que llegué muy cascado con una enfermedad pulmonar que me tuvo casi un año muy jodido. Como tenía que estar en casa sin hacer demasiados esfuerzos, alguien me recomendó pintar, y así hasta hoy.

Trabajamos de 8.00 a 24.00 y, la verdad, cuando llego a casa solo tengo ganas de dormir. Solo llevamos cinco meses, pero cuando logremos levantar el negocio un poco más podremos tener a alguien que nos ayude, y así poder hacer turnos y tener tiempo libre, mientras tanto, trabajo y más trabajo.”

Ibrahim (derecha) y su hermano Josemi

Ibrahim (derecha) y su hermano Josemi

De tres en tres
Tres verbos: Amar, soñar, imaginar.
Tres personajes: Leonardo da Vinci, Jesucristo, Santiago Ramón y Cajal.
Tres momentos: Cuando vinimos a Barcelona, cuando me declaré a la que luego sería mi pareja durante más de treinta años, el nacimiento de mis hijos.

¿Qué cosa de Galicia te traerías a Cataluña y que cosa de Cataluña te llevarías a Galicia?

Muy simple. De Galicia me traería el pan, sin duda.

De Catalunya me llevaría a Galicia el espíritu emprendedor. En Galicia hacen falta hombres y mujeres que ayuden a quitarnos el complejo secular de emigrantes y conformistas.

¿Qué nos ofrece el Club de l’empanada? ¿Por qué tenemos que visitarlo?

La idea es que la gente que lo visite y pruebe sus productos se dé cuenta de que ofrecemos calidad, es decir, con sabor auténtico, sin disfraces industriales de colores y a precios asequibles.

Aparte de dinero, ¿qué ganas con el bar?

Autoestima. Después de una larga época de crisis (sin trabajo), en que lo ves todo negro e imposible, el Club representó para mí (no sé si para mi hermano) la idea de que a pesar de lo malo, si no desfalleces y luchas por salir adelante, eres capaz de todo, hasta de cocinar para más de treinta personas cada día, incluso yo, que fui director informático de una empresa durante más de treinta años y no había trabajado en un bar en mi vida.

Si no tuvieras el Club de l’empanada, ¿a qué te dedicarías?

Durante el paro, me dediqué a escribir biografías y cuentos para niños. Tengo bastante producción. También pinto al óleo. A veces me veía en la plaza del Pi vendiendo cuadros. No sé, pero tendría que ser algo así, algo creativo.

Ahora están de moda los restaurantes de platos cuadrados y una pequeña porción, aunque bien decorada, de comida. ¿Cómo queda un bar tradicional como el Club de l’empanada ante esta moda?

Mi hija, que trabaja con nosotros al mediodía, se queja a menudo de que pongo demasiada comida en el plato. Con eso te digo todo. Además: ¿conoces a alguien que no recuerde con deleite un plato de su madre o su abuela? Son miles de años de tradición culinaria. Los platos sobreviven por algo.

Creo que es algo esnob y una moda pasajera. Tiene su público, pero no me gusta. Para eso ya están las tapas.

La evolución es un proceso lógico en todas las facetas del ser humano y, por lo tanto, de la naturaleza. La tecnología avanza imparable en todos los sectores, incluso en la cocina. Pero así como el e-book no logra desplazar al libro de papel tradicional, las nuevas tendencias culinarias nunca harán olvidar al plato de siempre.

La causa de la crisis de bares y restaurantes (no solo de los tradicionales) hay que buscarla en la actual coyuntura económica y en la falta de visión y perspectiva de negocio de los propietarios. El bar tradicional tiene que amoldarse a los nuevos gustos. Lo que quiero recalcar es que las tapas de siempre no morirán, lo que tienes es que adornarlas: decoración del local, nuevas ofertas gastronómicas, modificación de presentación de los productos, incluso quitar la tele y máquinas tragaperras demasiado identificadas con lo antiguo.

El plato cuadrado en poco tiempo dejará de ser novedad y surgirán otras opciones. Es ahí en donde los que nos dedicamos a este negocio tenemos que trabajar, adelantarnos a los nuevos gustos de los clientes y, por lo tanto, adaptar las viejas tapas y platos a los nuevos tiempos; esa es la manera de sobrevivir.

En la cabina de interpretación con Juan Velásquez

La primera vez que entré en una cabina de interpretación fue en el quinto año de la carrera. Mi amigo el intérprete Juan Velásquez nos invitó a una compañera y a mí a que viéramos cómo se batía el cobre fuera de la universidad. Aunque me he dado cuenta de que la interpretación no es lo mío, que prefiero la “calma” de la traducción, sigo pensando que la interpretación de conferencias es fascinante, y que los intérpretes son seres superdotados.

La experiencia fue muy bonita e impresionante. Cuando llegamos a la cabina, Juan enchufó su computadora y un televisor; sí, un televisor.

–¿Para qué es la tele?

–No me quiero perder el juego.

–¿Y no te distrae?

–Todo lo contrario, me ayuda.

No sólo prendía la tele de vez en cuando para ver cómo iba el juego, sino que miraba fotos en la computadora, respondía mensajes de texto y nos explicaba cómo se organizaba con los glosarios. Claro, todo esto sin perder el hilo del discurso sobre tecnología puntera para la producción de petróleo. En conclusión, una maravilla de persona y de intérprete que no podía dejar de estar en el blog.

“Nací en Caracas en 1980. Soy hijo de padre y madre colombianos, inmigrantes que llegaron al final de la décadaJuanV de los setenta a Caracas en época de trabajo, bonanza y seguridad. Decidí estudiar Idiomas Modernos porque pensé que sería una buena opción para luego cambiarme a Estudios Internacionales, pero a mitad de camino el cambio perdió todo sentido porque vi más posibilidades en interpretación y no quería trabajar para alguien más, siempre me ha agradado tener la posibilidad de fijar mis propios límites en función de lo que hago o dejo de hacer, y no de acuerdo a los intereses de terceros.

Empecé a trabajar a los trece años porque quería poder financiar mi afición por la música, comprar guitarras e instrumentos, y no estaba bien endosarle esa carga a mi madre, que se hacía cargo de dos hijos sola. He tenido trabajos diversos: en zapaterías, heladerías, orfebrerías, comida rápida; luego de ingresar en la universidad me puse a trabajar como instructor de inglés en los cursos de extensión de la Escuela de Idiomas y eso me ayudó a perfeccionar el idioma que impartía porque al preparar las clases aprendía mucho. Estando en cuarto año de la carrera empecé a trabajar como intérprete por recomendación de un profesor de traducción (Nestor López). Nunca fui un alumno destacado en el ciclo básico de la universidad, pero al llegar a la especialización sabía que tenía que destacarme, y así lo hice. Durante dos años y medio trabajé casi exclusivamente para la empresa que prestaba servicios de traducción e interpretación para el alto Gobierno de Venezuela. Con la experiencia ganada y la interacción con otros profesionales empecé a trabajar por mi cuenta. En 2007 fundé mi primera empresa de traducción con cuatro socios más y me mantuve allí hasta finales de 2011, cuando decidí fundar mi empresa actual, una compañía familiar que se llama ABC Producciones C.A.”

De tres en tres

Tres verbos: Evolucionar, sentir, felicitar (ser feliz más que hacer feliz).

Tres personajes: Francisco de Miranda, John Lennon, mi madre.

Tres momentos: Mi experiencia en la música entre los 14 y los 24 años, los momentos que compartí con mi perro entre 2006 y 2013, mi primer viaje a Europa en 2008.

¿Cómo es eso que se puede hablar y escuchar al mismo tiempo?

Una vez leí que era una especie de esquizofrenia controlada. Se trata de escuchar un mensaje, entenderlo, traducirlo, reexpresarlo, escuchar lo que dices, y así cerrar un ciclo continuo que no ha terminado cuando comienza otro porque sigues escuchando, entendiendo, hablando… Así hasta terminar una media hora, que puede llegar a ser tan intensa en actividad mental que puede dejarte agotado. Es posible hablar y escuchar al mismo tiempo, el asunto es que no retienes a largo plazo el mensaje y, por tanto, más vale no aplicarlo a la vida personal o estarías en serios problemas. Lo digo porque soy hombre, seguramente las mujeres manejan mejor la realización de tareas múltiples y simultáneas, y esto de hablar y escuchar es pan comido. Esto podría explicar que la inmensa mayoría de intérpretes en Venezuela sean mujeres.

¿A quién te gustaría y a quién no te gustaría interpretar?

Me gusta interpretar a gente inteligente cuyo mensaje es importante que sea divulgado. En esos casos me siento de muchísima utilidad y me esmero mucho más. He interpretado para algunos presidentes, incluyendo al difunto Chávez, actores, músicos, unos interesantes fueron los Black Eyed Peas en un par de ocasiones. ¿A quién no me gustaría interpretar? Detesto interpretar a pseudofilósofos que no tienen claras las ideas porque el resultado de la interpretación es una torta, a veces más inteligible que el discurso original, pero el intérprete es el lado delgado de la cuerda y si hay algo raro en el mensaje siempre uno es el culpable, por lo que si el discurso es una verborrea retórica se torna una pesadilla. Te diría que no me gustaría interpretar a George W. Bush o a Evo Morales, especialmente antes de ser presidente, porque su español y discurso eran muy limitados; mientras que me hubiera encantado interpretar a Steve Jobs y a Paul McCartney.

¿Nos cuentas alguna anécdota graciosa, curiosa, especial…?

¿Anécdotas? Una vez estaba interpretando al grupo musical Smash Mouth, era una rueda de prensa previa al concierto. Antes del evento hablé con los músicos y les dije que trataran de expresar ideas completas para yo luego hacer la interpretación consecutiva. Empieza la rueda de prensa, alguien hace la primera pregunta, la traduzco y luego el cantante (Steven Harwell) con una mirada maliciosa y una gran sonrisa empieza a dar un discurso completo, yo a tomar notas como un taquígrafo. El tipo dejaba de hablar y cuando yo iba a empezar a traducir reanudaba para decir cualquier bobada graciosa. La gente al darse cuenta reía y no me quedó más remedio que enfocarlo desde una perspectiva lúdica: seguir el juego y aceptar las interrupciones constantes durante la traducción. En sí fue gracioso porque cuando no se le ocurrió qué más decir sólo interrumpía para pedirme que les dijera que él era el mejor cantante del mundo, y eso ocurrió como unas diez veces en unos quince minutos… Al final se acercaron algunos periodistas impresionados por la manera en que pasó el mensaje sin que me perturbaran las interrupciones constantes. También el músico se acercó a darme la mano y pedirme disculpas con una gran sonrisa. Me sentía como en un programa de bromas pesadas a gente incauta. La clave en este caso fue la toma de notas, de lo contrario habría colapsado.

En otra oportunidad estaba haciendo la interpretación simultánea de un curso de procesos de refinación para ingenieros de PDVSA y, por andar viendo unas fotos de playa con palmeras con cocos, confundí el término “coque” con “coco”; eso fue muy gracioso para los ingenieros, y mi cara no podía estar más sonrojada.

En otra oportunidad un “intelectual” de Vietnam visitó Venezuela, me asignaron como su intérprete para una ponencia magistral sobre Vietnam, la guerra, las bondades de su sistema de gobierno, etc. El pequeño detalle es que el tipo no hablaba inglés. Afortunadamente me había preparado bien, le había pedido el “discurso” el día anterior y busqué mucha información. El día del evento la gente que hablaba inglés estaba más perdida que pulga en peluche. Yo me limitaba a tomar nota de las pocas palabras que pronunciaba bien y luego de unos diez minutos de un discurso en vietnamita con palabras en inglés reproduje un “discurso paralelo” y elocuente en español. Al final la gente se paró, aplaudió, se tomó fotos con el orador y algunos se me acercaron para preguntarme dónde había aprendido vietnamita.

¿Crees que algún día existirán C-3PO que puedan sustituirte?

Sí, creo que en algún momento no muy lejano nuestro trabajo será confinado a fines muy particulares en los que se requiera un cerebro humano. Pero en muchos casos la disponibilidad de enormes bases de datos y la evolución de la inteligencia artificial se harán cargo de muchos de los trabajos que hacemos hoy en día.

¿También te gusta traducir?

Cuando salí de la universidad me encantaba, pero luego fui haciéndolo menos y menos, hasta llegar al punto de no tener la misma eficiencia. Tal vez me volví muy meticuloso y lento, creo que pierdo mucho tiempo al traducir y sin lugar a dudas prefiero interpretar. Conozco colegas que prefieren traducir porque lo hacen desde casa y logran un rendimiento extraordinario.

¿Cómo está el panorama de la interpretación en Venezuela?

He podido ver que ha cambiado bastante en los últimos nueve años. Cada vez hay menos trabajo con el sector privado. Te diría que el 85% de mis clientes son del sector público. He observado que muchos colegas han visto mermado su trabajo por su posición política, y no me parece saludable. Debo aclarar que esto ocurre tanto porque existen entes que no los contratan como porque  ellos deciden no trabajar con el gobierno por las diferencias de ideas. Yo trato de pensar que soy la voz en otro idioma del orador y eso no significa ni acuerdo ni desacuerdo con sus ideas. Siempre trato de imprimir los matices, la fuerza del discurso. Ya luego en casa o con amigos uno tiene la oportunidad de drenar si considera que dijo barbaridades, o compartir cosas interesantes, siempre y cuando no violen la confidencialidad del trabajo.

Juan es la voz que está detrás del cristal.

Juan es la voz que está detrás del cristal.

Patricia Goa: “Para mí el ‘pole fitness’ es una válvula de escape”

PATRICIA GOAHoy tengo el placer de presentarles a Patricia Goa. Nos hablará de una forma de hacer ejercicio muy divertida y nada repetitiva: el pole fitness.

Patricia y yo íbamos juntas a la universidad, y la verdad es que fue muy agradable volver a hablar con ella después de tanto tiempo y que me explicara cosas de su vida. (Una conversación entre traductores no tiene por qué ser sobre menús mal traducidos, aunque poco más se vea en las redes sociales.) Hecho el paréntesis, volvamos con el tema de la entrevista; ¡y  a ver si nos animamos a subirnos a la barra!

“Me llamo Patricia Goa Mireles, nací en Caracas el 7 de julio de 1984. Soy licenciada en Traducción e Interpretación (inglés y francés) por la Universidad Central de Venezuela. Soy traductora e intérprete freelance, instructora de pole fitness, empresaria y emprendedora: estoy construyendo un canal de distribución internacional de tecnologías antiedad no invasivas.”

De tres en tres

Tres verbos: Bailar, traducir y emprender

Tres personajes: Papa Juan Pablo II, Robert Kiyosaki y Felix Cane

Tres momentos: Mi graduación en el Aula Magna, la hora del baño, cuando despega el avión

¿Qué es el pole dance para ti?

Bueno, primero hay que diferenciar entre el pole dance y el pole fitness. El pole dance es lo que se ha conocido a lo largo de la historia como lo que hacen algunas mujeres en bares exclusivos para hombres. El pole fitness es una disciplina que combina movimientos en una barra vertical.

Para mí es mi válvula de escape. Todos mis problemas, ansiedades, angustias y tristezas se van cuando me monto en la barra, y cuando me bajo después de una larga sesión de práctica me siento renovada.

¿Por qué empezaste a practicarlo?

Empecé a practicarlo a finales de 2007. ¿Por qué? Siempre me llamó la atención ver a las pole dancers haciendo peripecias en un tubo. Con el tiempo entendí que ellas no hacen en sus shows ni la mitad de lo que hago yo ahora después de 6 años.

No sólo bailas, también enseñas.  ¿Qué es lo que más te gusta de enseñar este baile a otras personas?

Me gusta transmitirle a la gente lo que sé y por qué me gusta. Es una gran satisfacción ver cuando mis alumnas logran un movimiento en el que han estado trabajando algún tiempo o simplemente ver como algunas descubren que tienen facilidad para hacerlo y no lo sabían. También es súper interesante los cambios que, después de un corto plazo, comienzas a notar en tu cuerpo y en la confianza que adquieres en ti misma. Aguantar tu peso de cabeza en el tubo no es sencillo y tienes que confiar mucho en ti y en tus habilidades.

¿Cuáles son los beneficios de practicar pole fitness? ¿Algún riesgo?

Además de los cambios físicos, como mencioné antes, también uno crece como persona. Confías más en ti como mujer, te sientes más segura, mejoras tu postura al caminar y la energía que transmites es completamente diferente. Tienes la capacidad de levantar tu propio peso y hacer una cantidad de movimientos increíbles. Eres como Wonderwoman.

¿Riesgos?  Como cualquier deporte (sí, es un deporte) existe el riesgo de lesionarte si no calientas suficiente y bueno, caerse y darse un mal golpe es otro de los riesgos.

¿Todos podemos aprender a bailar en la barra o existe alguna limitación?

Las limitaciones que existen son mentales, tanto en el pole como en la vida. Me he topado con muchas chicas que creen que por su peso no pueden practicar el pole. Cada quien tiene la capacidad de levantar su propio peso; claro, eso no significa que a una persona esbelta no se le haga más fácil, pero el que quiere puede. Mi recomendación para los gorditos es que lo combinen con una buena alimentación, mucho ejercicio cardiovascular, con constancia y muchas ganas comenzarán a notar los cambios.

¿Alguna vez te han criticado por practicar el pole? De ser así, ¿qué has respondido?

Claro, lamentablemente  en Venezuela predomina la mentalidad machista (tanto en hombres como mujeres). No he respondido más de lo necesario, la seguridad que el pole ha desarrollado en mi me ha demostrado que no vale la pena malgastar pólvora en zamuros. A fin de cuentas los que critican no pagan tus cuentas ni los necesitas para vivir. Hablen mal o hablen bien, pero que hablen, eso significa que te tienen en cuenta.

¿Cuál es la situación del pole fitness en Venezuela con respecto a otros países?

Siempre lo he dicho, estamos en pañales aún, pero ha mejorado muchísimo desde que comencé. Hay más escuelas y cada vez más chicas lo practican porque hemos logrado marcar la diferencia entre lo que es el pole fitness y el pole dance.

Patricia Goa M