Patricia Goa: “Para mí el ‘pole fitness’ es una válvula de escape”

PATRICIA GOAHoy tengo el placer de presentarles a Patricia Goa. Nos hablará de una forma de hacer ejercicio muy divertida y nada repetitiva: el pole fitness.

Patricia y yo íbamos juntas a la universidad, y la verdad es que fue muy agradable volver a hablar con ella después de tanto tiempo y que me explicara cosas de su vida. (Una conversación entre traductores no tiene por qué ser sobre menús mal traducidos, aunque poco más se vea en las redes sociales.) Hecho el paréntesis, volvamos con el tema de la entrevista; ¡y  a ver si nos animamos a subirnos a la barra!

“Me llamo Patricia Goa Mireles, nací en Caracas el 7 de julio de 1984. Soy licenciada en Traducción e Interpretación (inglés y francés) por la Universidad Central de Venezuela. Soy traductora e intérprete freelance, instructora de pole fitness, empresaria y emprendedora: estoy construyendo un canal de distribución internacional de tecnologías antiedad no invasivas.”

De tres en tres

Tres verbos: Bailar, traducir y emprender

Tres personajes: Papa Juan Pablo II, Robert Kiyosaki y Felix Cane

Tres momentos: Mi graduación en el Aula Magna, la hora del baño, cuando despega el avión

¿Qué es el pole dance para ti?

Bueno, primero hay que diferenciar entre el pole dance y el pole fitness. El pole dance es lo que se ha conocido a lo largo de la historia como lo que hacen algunas mujeres en bares exclusivos para hombres. El pole fitness es una disciplina que combina movimientos en una barra vertical.

Para mí es mi válvula de escape. Todos mis problemas, ansiedades, angustias y tristezas se van cuando me monto en la barra, y cuando me bajo después de una larga sesión de práctica me siento renovada.

¿Por qué empezaste a practicarlo?

Empecé a practicarlo a finales de 2007. ¿Por qué? Siempre me llamó la atención ver a las pole dancers haciendo peripecias en un tubo. Con el tiempo entendí que ellas no hacen en sus shows ni la mitad de lo que hago yo ahora después de 6 años.

No sólo bailas, también enseñas.  ¿Qué es lo que más te gusta de enseñar este baile a otras personas?

Me gusta transmitirle a la gente lo que sé y por qué me gusta. Es una gran satisfacción ver cuando mis alumnas logran un movimiento en el que han estado trabajando algún tiempo o simplemente ver como algunas descubren que tienen facilidad para hacerlo y no lo sabían. También es súper interesante los cambios que, después de un corto plazo, comienzas a notar en tu cuerpo y en la confianza que adquieres en ti misma. Aguantar tu peso de cabeza en el tubo no es sencillo y tienes que confiar mucho en ti y en tus habilidades.

¿Cuáles son los beneficios de practicar pole fitness? ¿Algún riesgo?

Además de los cambios físicos, como mencioné antes, también uno crece como persona. Confías más en ti como mujer, te sientes más segura, mejoras tu postura al caminar y la energía que transmites es completamente diferente. Tienes la capacidad de levantar tu propio peso y hacer una cantidad de movimientos increíbles. Eres como Wonderwoman.

¿Riesgos?  Como cualquier deporte (sí, es un deporte) existe el riesgo de lesionarte si no calientas suficiente y bueno, caerse y darse un mal golpe es otro de los riesgos.

¿Todos podemos aprender a bailar en la barra o existe alguna limitación?

Las limitaciones que existen son mentales, tanto en el pole como en la vida. Me he topado con muchas chicas que creen que por su peso no pueden practicar el pole. Cada quien tiene la capacidad de levantar su propio peso; claro, eso no significa que a una persona esbelta no se le haga más fácil, pero el que quiere puede. Mi recomendación para los gorditos es que lo combinen con una buena alimentación, mucho ejercicio cardiovascular, con constancia y muchas ganas comenzarán a notar los cambios.

¿Alguna vez te han criticado por practicar el pole? De ser así, ¿qué has respondido?

Claro, lamentablemente  en Venezuela predomina la mentalidad machista (tanto en hombres como mujeres). No he respondido más de lo necesario, la seguridad que el pole ha desarrollado en mi me ha demostrado que no vale la pena malgastar pólvora en zamuros. A fin de cuentas los que critican no pagan tus cuentas ni los necesitas para vivir. Hablen mal o hablen bien, pero que hablen, eso significa que te tienen en cuenta.

¿Cuál es la situación del pole fitness en Venezuela con respecto a otros países?

Siempre lo he dicho, estamos en pañales aún, pero ha mejorado muchísimo desde que comencé. Hay más escuelas y cada vez más chicas lo practican porque hemos logrado marcar la diferencia entre lo que es el pole fitness y el pole dance.

Patricia Goa M

Anuncios

Eugeni Casanova y otros catalanes fascinados por Venezuela

Los paisajes venezolanos han inspirado a muchos. El mundo perdido de Arthur Conan Doyle no es otra cosa que el tepuy Roraima de la Gran Sabana venezolana, y muchos exploradores extranjeros se han sentido atraídos por los misterios y la magia de la selva, la sabana y las poblaciones indígenas que allí habitan; aunque no han encontrado dinosaurios, claro. Mucho hemos oído de exploradores como Henri Pittier o Alejandro Humboldt, pero la verdad es que los exploradores catalanes que recorrieron e hicieron grandes aportes a nuestro país no son precisamente conocidos.

FÈLIX CARDONA

Fèlix Cardona junto a indígenas de la Guayana Venezolana

Nos han dicho que el salto Ángel, el salto de agua más alto del mundo, lleva ese nombre en honor al aviador estadounidense Jimmie Angel, por ser el primero en sobrevolarlo; pero nadie nos ha dicho que fue el catalán Fèlix Cardona quien llevó al aviador hasta allí. No se trata de discutir quién lo vio primero (si es por eso, ya los indígenas pemones estaban allí), se trata de destacar el inmenso trabajo de cartografía, geografía, estudios prehistóricos y arqueológicos, entre muchos otros, que llevaron a cabo estos catalanes sin tener la necesidad de masacrar poblaciones o saquear recursos naturales; todo lo contrario, emprendieron esta gran labor haciendo todo lo posible por respetar e integrarse a las poblaciones indígenas, aprender sus lenguas y culturas y viviendo en armonía con la naturaleza.

¿Cómo me enteré de estas expediciones catalanas? Gracias a La conquesta de l’Orinoco (Símbol Editors), un estupendo y divertidísimo libro que relata las aventuras de tres exploradores catalanes en la selva venezolana mientras buscaban las fuentes del río Orinoco, sufriendo penurias y esquivando algunas flechas: Joan Mundó, Fèlix Cardona y Josep Cruxent. Además, cuenta con las crónicas de viaje que Mundó escribía para el periódico El Universal, las entrevistas a Fèlix Cardona que publicaba el diario La Publicitat y, a mi juicio, lo mejor del libro: la transcripción de los diarios de viaje de Mundó y de Cardona que llevaban 80 años ocultos.

Eugeni CasanovaPor supuesto, no podía dejar pasar la oportunidad de hablar con el autor del libro, el señor Eugeni Casanova, a quien, sin más preámbulos, les presento.

Eugeni Casanova nació en Lérida en el año 58, es licenciado en Filosofía y en Ciencias de la Información. Ha trabajado como periodista para la prensa escrita, la radio y la televisión. Es profesor de Comunicación en la Universitat de Lleida y en la Universitat Politècnica de Catalunya. Es autor de una decena de obras: Sàhara Nord-Sud (2000), Aigüestortes (2002), Els parlars del Pirineu (2012), La conquesta de l’Orinoco (2012), entre otros.

De tres en tres

Tres verbos: Conocer, explorar, narrar.

Tres personajes: Fèlix Cardona, Josep Maria Cruxent, Joan Maria Mundó.

Tres momentos: Leer los diarios de Cardona y Mundó tras 80 años ocultos. Compartir con los pemones su sabiduría de la naturaleza. Recorrer a pie parajes de la Gran Sabana.

¿Cómo nace la idea de escribir La conquesta de l’Orinoco?

Descubro un personaje fascinante del cual no se sabía casi nada, que me lleva a otro personaje fascinante del cual se sabía menos, ambos rodeados de personajes, situaciones y entornos fascinantes… Había que contar todo eso.

¿Cómo fue el proceso de documentación? ¿Tuvo la oportunidad de visitar Venezuela?

Me presenté a Félix Cardona Johnson, el primogénito de Cardona Puig, que vivía en Malgrat de Mar, y charlamos durante horas en cuatro entrevistas. Él me abrió los mundos escondidos de su padre y del Orinoco. Luego me planté en Venezuela para conocer de primera mano todo lo relacionado con esos mundos y hablar con los otros hijos de Cardona.

¿Cómo accedió a los diarios de Félix Cardona y de Joan Mundó?

Félix Cardona Johnson me habló de la existencia de un archivo de su padre que nadie se había entretenido a estudiar.

¿Cuál cree que ha sido el mayor aporte de la inmigración catalana a otros países, en especial a Venezuela?

Los catalanes que estudio en el libro dieron lo que eran y lo que sabían a su nuevo país sin esperar nada a cambio. Si detallamos, Mundó el conocimiento de Bolívar y la Gran Sabana; Cardona, las coordenadas del sur inexplorado; Cruxent, una prehistoria y la ciencia arqueológica; los Vila, una geografía moderna… Ellos creían que era Venezuela quien les aportaba. Josep Maria Cruxent dijo en los últimos años de su vida: “Yo vine aquí a buscar una patria y Venezuela me acogió con los brazos abiertos”.

¿Qué opina de que muchas veces los extranjeros se interesen más por las culturas indígenas de Venezuela que los propios venezolanos?

Esto sucede a menudo en todos los países del mundo, simplemente no valoramos (o no nos llama la atención) lo que tenemos cerca. Creo que lo fundamental que aportaron los catalanes en relación a los indígenas fue el respeto y la puesta en valor de su cultura.

Durante muchos años Venezuela había sido considerada una tierra de oportunidades. ¿Qué piensa de la situación actual del país? ¿Cree que sigue llamando la atención de los inversores?

Venezuela sigue siendo un país de oportunidades, ojalá las cosas fueran como en la primera mitad del siglo XX. El mundo entero se ha complicado desde entonces y Venezuela seguramente más que la media.

La Gran Sabana

Tepuy de la Gran Sabana
Fotografía cedida por Manuel Acosta.