Arnau Valls, una vida llena de fotogramas

Gràcia es una auténtica cajita de sorpresas, y más para los recién llegados. Hace dos años, mientras exploraba y paseaba por mi nuevo barrio, descubrí el videoclub Séptimo Arte, otra verdadera cajita de sorpresas. Sólo tuve que poner un pie dentro para darme cuenta de que su colección de películas es más que exquisita. Ni lo dudé, me hice socia de inmediato. ¡Qué decisión tan sabia! Es un auténtico placer perderse entre aquellas estanterías llenas de joyas. ¿Lo malo? Tener que elegir sólo una. A la estupenda colección se suma el ambiente: está todo tan bien puesto, la música siempre es tan buena y la decoración tiene tanto gusto que ir a buscar una película se convierte en un agradable paseo.

Allí conocí a Arnau Valls, el chico del videoclub. Otro que me da envidia: ¡qué bonito pasar todo el día entre tantos fotogramas! Arnau nació en Barcelona en el año 79 y se diplomó en Dirección Cinematográfica. En mi opinión es un anfitrión maravilloso, siempre está dispuesto a aconsejarte cuando llevas tres horas dando vueltas y todavía las quieres ver todas.

Arnau Valls

De tres en tres

Tres verbos : ballar, cantar, jugar

Tres personajes: Mafalda, Son Goku, Kaiser Sose

Tres momentos: Veure una sortida del sol, escoltar un solo de saxo, fer un petó

¿Cuántas películas has visto?

Totes les que em permeten les hores del dia, però es tan ric aquest setè art que mai et creus que has vist molt.

¿También lees el libro?

Ho intento, pero la majoria de vegades no.

Si pudieras cambiar el final de alguna película, ¿cuál sería?

El de No Country for Old Men, dels germans Coen, ja que no s’acaba d’entendre.

¿Qué es lo que más te gusta de trabajar en el videoclub?

Recomanar pel·lis a la gent i que després em donin les gràcies.

¿Por qué asociarnos a un videoclub si podemos descargarnos las pelis gratis?

Perquè us agrada veure les caràtules i, almenys en aquest videoclub, us agrada el catàleg de les pel·lis que tenim. A part, us agrada venir per l’ambient que es crea, crec.

¿Cómo está la salud del cine español?

La salut del cinema espanyol està fatal perquè des de fa temps intenta diferenciar-se d’altres països com França o els Estats Units, però la clau per a que el setè art funcioni a qualsevol país és que tingui una industria cinematogràfica; d’aquesta manera els professionals sempre tenen feina, com passa als països que he dit. Un altre aspecte important és que al nostre païs es fa molt cinema social. Està molt bé, però la gent també vol distreure’s amb altres gèneres com la comèdia.

Últimament s’ha fet alguna cosa com Primos, que per a mi funciona molt bé, però a països com França se’n fan, com minim, cinc o sis a l’any. No totes funcionen, però almenys se’n fan i això permet el desenvolupament d’una indústria pròpia.

Una cosa molt important per tal que es puguin produir pel·lis en un país es que hi hagi subvencions de l’estat. Amb els tems que corren és dificil, però a França, per exemple, el cinema té més recolzament de l’estat. Aquí fa l’impressió que és més important el futbol que una art tan important com el cinema o altres arts que no es valoren suficientment.

Actualment estem a un bon moment perquè comença a sortir gent com Jaume Balagueró, Juan Antonio Bayona o Jaume Collet-Serra, que fan un cinema diferent, per fi! Ja tenim molts anys d’estancament amb el cinema social, amb molts diàlegs que, en la meva opinió, únicament enteníem perfectament els espanyols. Veiem totes les americanades, que sabem perfectament com acaben, i les sales de cinema s’omplen. El que vull dir és que aquests directors estan fent el que, si s’haguès fet abans, hauria sigut la clau perquè la salut del cinema espanyol fos millor, perquè ara amb els films d’aquests nous directors s’ha aconseguit disputar el mercat amb les pel·lícules americanes. No tot és cinema local, també s’ha de fer cinema internacional.

Inversions privades? Fa la sensació que als empresaris els fa por apostar pel cinema. Crec que pensen que fer una pel·li és una cosa tonta, i en canvi, com he dit abans, a altres països es prenen el cinema amb més serietat. El cinema pot produir diners, tot i que de forma diferent.

Els premis que es donen a Espanya són bons, però els falta el prestigi que tenen a altres països, com la Berlinale (Berlín), Cannes o la Biennale (Venècia). Pensem que som millors o que estem al mateix nivell, però festivals com aquests no es poden veure aquí. San Sebastián s’hi acosta, però encara està a un nivell inferior. S’hauria d’aconseguir que els nostres professionals valoressin més els nostres festivals, i així aumentaria el seu prestigi. Això s’aconsegueix respectant més aquest art i fent més cinema internacional.

Cuando vas a ver una película venezolana, sabes que seguramente será de secuestros, tiros y violencia; obviamente como reflejo de la situación real. ¿Cuál es la función del cine en este caso? ¿Hasta qué punto es bueno repetir en pantalla una y otra vez lo que ya vemos en la calle a diario?

La funció del cinema en aquest cas és reivindicativa i social. Mostra la vida real del país i vol mostrar al món sencer el que passa, perquè als telediaris moltes vegades no es mostra. El trobo interesant perquè aquí no ens arriba tota la veritat i la realitat d’altres països. Aquest cinema és necessari, però de vegades és molt repetitiu i això fa que en un moment donat els espectadors s’avorreixin.

És bò per mostrar-se fora del país, però també caldria enfocar el cinema cap a altres gèneres. En el nostre cas, per exemple, comencem a estar una mica farts de tanta pel·lícula de la Guerra Civil. Almenys jo.

Anuncios

Pulp Books: ¿Literatura nórdica?

¡Ay, Galicia! El pulpo, la empanada, la gaita, el monte… ¡BASTA DE TOPICAZOS ENXEBRES! En esa tierra hay otras cosas dignas de exportar. La literatura es una de ellas. Sí, Rosalía de Castro y Castelao son famosos, ¿pero acaso no hay vida después de ellos?

Hoy contamos con la participación de un sello editorial que, a mi juicio, es digno de admiración. Su nombre es Pulp Books y su principal objetivo es exportar la literatura gallega a través de traducciones.

PulpBooks

Según sus propios editores, “Pulp Books es un sello editorial perteneciente a Rinoceronte Editora, una editorial gallega que lleva ocho años editando traducciones literarias de otras lenguas al gallego y que cuenta en su catálogo con autores de la talla de Coetzee, Jim Thompson, Paasilinna, Kaminski, Julian Barnes, Alessandro Baricco, Bohumil Hrabal, Marjane Satrapi o Ousmane Sembène, entre otros. Pulp Books surgió hace dos años como una posibilidad de dar a conocer la literatura gallega actual fuera de Galicia.”

De tres en tres

Tres verbos: leer, escuchar, descubrir.

Tres personajes: Viernes, Bartleby, Momo.

Tres momentos: un té en el jardín una tarde de otoño, una biblioteca en silencio, la escena del camarote en Una noche en la ópera.

¿Por qué un proyecto como una editorial de literatura gallega traducida al castellano y al catalán, que debería ser normal en un país plurilingüe, parece una aventura inverosímil?

Porque aunque es un país plurilingüe, no existe una igualdad de condiciones entre las distintas lenguas cooficiales del Estado. Por eso, de alguna manera se acepta que lo que se produce en este rincón de la península se tenga que quedar confinado aquí y que lo poco que pueda llegar traducido al castellano o al catalán quede reducido a dos o tres autores.

¿Qué tiene de especial el catálogo de Pulp Books? ¿Cómo se hace la selección de títulos?

El catálogo de Pulp Books destaca por ofrecer libros frescos con denominación de origen que pueden triunfar fuera de sus fronteras, como lo puede hacer un buen vino del país. Son libros que, si bien se apartan de los tópicos relacionados con Galicia y con su literatura, tienen identidad propia, y por ello pueden conectar con lectores de cualquier lugar.

Los títulos se seleccionan atendiendo a su variedad temática, la recepción de la crítica y los premios que hayan recibido en Galicia.

¿Qué esperan de sus traductores?

Una traducción fiel al original que haga comprensible la obra para los lectores en la lengua a la que se traduce. En los casos de las traducciones a lenguas más distantes (además de en castellano y en catalán, pronto tendremos títulos en italiano, alemán y japonés) los traductores juegan un papel muy importante en la promoción de las obras.

¿Dónde podemos encontrar sus libros?

En librerías y grandes almacenes de toda España. Nuestros libros los distribuye UDL, así que prácticamente en cualquier librería que preguntes, allí estarán. También se pueden comprar en versión electrónica en la tienda de Amazon.

¿Libro digital o papel?

Depende de si das prioridad al libro como objeto o a disponer de espacio libre en casa. Para aquellos que adoran palpar, contemplar, oler los libros, tratamos de darles un acabado cuidado y atractivo. Para quienes prefieren el ebook al formato “árbol muerto”, tienen todo nuestro catálogo en Kindle.

¿Qué proyectos se están cocinando en Pulp Books?

Como antes adelantaba, muy pronto vamos a saltar los Pirineos con traducciones de algunos títulos de nuestro catálogo a otras lenguas: Dime algo sucio, de Diego Ameixeiras, va a estar disponible en alemán e italiano, y El arte del fracaso, de Berta Dávila, en japonés. Estos títulos se van a distribuir principalmente como libro electrónico.

¿Literatura nórdica?

Sería genial que poco a poco los lectores en castellano fuesen haciéndoles un hueco en sus estanterías a autores que escriben en las otras lenguas de España. Es paradójico que hoy en día despierte más interés un autor islandés o sueco que uno gallego o catalán. Como nosotros decimos: ¿literatura nórdica?, sí, pero del norte de España.